<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d25250037\x26blogName\x3d.\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://equilibrio-grafico.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://equilibrio-grafico.blogspot.com/\x26vt\x3d9060267485723282303', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

.


All dente!!

Recibimos la llamada de Enrique Lora, cliente, amigo y dueño de una cafetería en Lora del Río. El lugar en cuestión es la "Cafetería U&D, único y diferente" para la que hace algún tiempo trabajamos en la imagen, diseñando las cartas de platos, los plotters de precios, las placas para los servicios,.... ahora quiere poner unas láminas con los platos reales de su cocina, pues además de desayunar y tomar copas también se puede tapear, y bastante bien por cierto. El caso es que teníamos que estar allí a la hora indicada para hacer un reportaje fotográfico a los platos más relevantes del negocio. El trato era bien fácil, hacíamos las fotos y nos comíamos lo cocinado,.. y como era de esperar, nos pusimos hasta el culo. Se hacían fotos y se comía antes de que se enfriara. Por el objetivo de la cámara y por los estómagos de los participantes (Mi hermano, su novia Sonia, Marta y yo,... unidos al propio Enrique y un cliente que "pasaba por allí") fueron pasando los sucesivos platos que Enrique iba preparando tan alegremente para, cuando fueran inmortalizados, pasar a mejor recaudo. Literalmente hasta los topes, quedó algo al final como la copa de helado y algunos restos pero cumplimos, dejando el pavellón de buenos comedores bien alto. Al final Enrique tiene su reportaje, lo que él quería era que las láminas reflejaran sus platos, los reales, los que salen de su cocina y la verdad, no tienen desperdicio, sólo hay que echar un vistazo a las fotos..... las miro y me vuelve a entrar hambre.
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

9:01 a. m.

Cuando necesites ayuda para catar tapitas puedes llamarme pues no me molestaria dar mi opinion culinaria de cualquier plato, estos tienen muy buena pinta..
Emilio    



» Publicar un comentario


" />